Los neumáticos están en segundo lugar en la jerarquía de los recurrentes costos de transporte en la mayoría de las minas. Hacer que estos duren más se ahorrará dinero, tiempo y llamadas de mantención no programadas.

Por Russell A. Carter, Editor General

Australia Pilbara Truck

Cualquier persona que observe, por primera vez, el proceso de montaje de una fábrica para neumáticos mineros OTR probablemente se sorprenderá de la cantidad de componentes individuales que son necesarios para confeccionar estos gigantes de múltiples toneladas. Típicamente, unos 60 ó 70 elementos de diversos tamaños y composición, que van desde caucho al rayón y al acero, son finalmente mezclados a través del calor y la presión transformándose en una dona de caucho con un aspecto engañosamente simple, diseñada para sobrevivir a las condiciones increíblemente difíciles encontradas en las aplicaciones de minería.

Lo que también es sorprendente es que los resistentes neumáticos OTR tienen muchas de las mismas necesidades de supervivencia que tenemos los seres humanos, tales como el aire adecuado, evitar el calor extremo y el peso excesivo a bordo y la protección contra el manejo y las colisiones bruscas con objetos rígidos. Si se quita cualquiera de estos ingredientes esenciales de la receta básica para el cuidado de los neumáticos, la vida útil en servicio sufre, a veces catastróficamente. Afortunadamente para los compradores de neumáticos OTR, existe abundante información de servicio, tecnologías de monitoreo y soluciones de software de alta tecnología disponibles que pueden ayudar a los operadores de minas a satisfacer las demandas de mantención de los neumáticos y extraer el máximo valor de sus costosos inventarios de neumáticos.

Equipo Minero recientemente escaneó el panorama de los OTR en cuanto a los nuevos desarrollos tendientes a prolongar la vida útil de los neumáticos y comprobó que la mantención de avanzada de los neumáticos sigue contando con un régimen de larguísima experiencia en el inflado, el tamaño correspondiente y la prevención de daños, junto con los nuevos avances en el diseño, la reparación y las soluciones de gestión de los neumáticos.

Aire Esencial
Los neumáticos necesitan aire, y los más nuevos necesitan más aire que los modelos más antiguos. Por ejemplo, el neumático XDR250 de Michelin para los camiones de 250 toneladas, introducido el 2015, contiene al menos un 9% más de aire que su predecesor, lo que le permite transportar cargas más pesadas. La tendencia al incremento de la capacidad de aire en la línea de productos de los neumáticos gigantes es principalmente una función del diseño del nuevo perfil más bajo y de las bandas de rodadura más anchas destinadas a reducir la presión de contacto del neumático con el suelo y, por consiguiente, prolongar la vida útil de la banda de rodadura. El ancho adicional proporcionado por estos diseños se traduce en una cámara de aire interna más grande.

El volumen de aire no es sólo algo que asegura que el conductor tenga una conducción cómoda; el inflado apropiado es un principio básico de diseño que comienza cuando los fabricantes de neumáticos construyen los moldes utilizados para producir modelos específicos. Como BKT Tires señaló en un reciente libro blanco, estos moldes son diseñados cuidadosamente para producir una forma de neumático inflado que puede proporcionar el máximo rendimiento en la aplicación deseada. La forma del neumático tiene una influencia importante en los factores de rendimiento del neumático, tales como:

  • Forma de huella, la cual es un factor crítico en el desgaste, tracción y manejo de los neumáticos.
  • Confort de conducción.
  • Estabilidad del vehículo, crítica para equipos tales como los cargadores de ruedas.
  • Forma de neumático cargado, ubicación de combadura y tamaño para la capacidad de carga deseada, amortiguación neumática y resistencia a los cortes y golpes producto de rocas en los flancos.

Demasiado o muy poco aire es perjudicial para el rendimiento y la vida útil del neumático. Como BKT explicó, inflar un neumático un poco más del 10% por sobre su presión de inflado apropiada para la carga aplicada, resulta en una forma distorsionada. El centro de la huella transportará más carga, mientras que los hombros estarán relativamente descargados. Esto causa la acumulación de calor en el centro de la banda de rodadura y el desgaste prematuro de los hombros. Un neumático sobreinflado es mucho más susceptible a cortes y roturas por impacto y también aumenta los esfuerzos sobre la estructura del neumático, provocando una reducción de la vida útil original y potencial de recauchabilidad. El sobreinflado también reducirá la tracción y la flotación y comprometerá el manejo.

Por el contrario, la falta de inflado sobrecarga los hombros del neumático mientras que descarga su centro. Esto causará una acumulación excesiva de calor en los hombros del neumático, ya que el caucho es generalmente más grueso allí. El centro del neumático se restriega, causando desgaste en el centro. Así como afecta negativamente el desgaste, la huella distorsionada y dispareja de un neumático desinflado conducirá a una tracción, flotación y manejo deficientes. El exceso de esfuerzo sobre los hombros sobrecargados puede llevar a la separación del canto de la correa o la fatiga de la carcasa. La falta de inflado acortará la vida útil, comprometerá el manejo y puede ser un riesgo de seguridad para los neumáticos.

Otro inconveniente de los neumáticos desinflados, especialmente los radiales de acero, es la posibilidad de crear un neumático tipo “cierre de cremallera,” lo cual puede ocurrir cuando se opera excesivamente un neumático cuando está desinflado, permitiendo así la sobre desviación repetida y perjudicial hasta debilitar o romper sus cordones internos, resultando en un defecto que se asemeja a una cremallera abierta.

La empresa advirtió que esta condición puede ser peligrosa y requiere una atención cuidadosa, debido a que no siempre es evidente y, después de todo, el primer instinto de un trabajador cuando encuentra un neumático desinflado es agregarles aire inmediatamente. Sin embargo, un neumático visiblemente desinflado sólo debería ser re-inflado después de un examen cuidadoso para determinar si es apto para el servicio continuo. BKT recomienda que los neumáticos observados a una presión de inflado recomendada de 80% o menos deben ser desmontados y examinados por un técnico de neumáticos en busca de signos de deterioro en los cordones.

Además, los neumáticos, que han estado en posición horizontal o se han operado desinflados (20% o más), deben ser desmontados e inspeccionados cuidadosamente antes de volverlos a inflar. Los cordones de acero pueden haberse torcido o doblado demasiado y, por lo tanto, debilitado hasta el punto que no contendrán la presión de inflado requerida.

Alcance Sistematizado de Modular
Dado los costos potenciales y reales de las primeras fallas de neumáticos, no es ninguna sorpresa que las minas estén tan motivadas por encontrar una solución que les pueda ayudar a evitar el desgaste excesivo, los daños catastróficos y el reemplazo prematuro de los neumáticos.

Si el precio de un solo neumático de camión de acarreo es en efecto de US$35.000 o más, los costos de los neumáticos representan una parte significativa del presupuesto de operación de una mina. Además, la mantención no programada de los neumáticos representa aproximadamente el 10% del total de horas de mantención. Las soluciones DISPATCH FMS y MineCare Maintenance de Modular Mining Systems ofrecen varias herramientas útiles para resolver problemas comunes relacionados con los neumáticos.
Si el precio de un solo neumático de camión de acarreo es en efecto de US$35.000 o más, los costos de los neumáticos representan una parte significativa del presupuesto de operación de una mina. Además, la mantención no programada de los neumáticos representa aproximadamente el 10% del total de horas de mantención. Las soluciones DISPATCH FMS y MineCare Maintenance de Modular Mining Systems ofrecen varias herramientas útiles para resolver problemas comunes relacionados con los neumáticos.

Modular Mining Systems, reconociendo que las minas de todo tipo y tamaño afrontan los retos asociados con la mantención de los neumáticos, dijo que ha diseñado el sistema DISPATCH Fleet Management System (FMS) y solución MineCare Maintenance para proporcionar a las minas las herramientas que necesitan para abordar y resolver los problemas comunes relacionados con los neumáticos.

Por ejemplo, una infinidad de circunstancias pueden contribuir a condiciones peligrosas en las rutas de transporte. La superficie de las carreteras profundamente desgastadas y agujereadas, las depresiones llenas de agua, los parches inestables o resbaladizos del suelo y los desechos u otras obstrucciones son sólo algunos de los peligros frecuentemente encontrados.

Modular señaló que el módulo de gestión neumáticos DISPATCH FMS permite a las minas planificar y gestionar eficazmente los ciclos de trabajo y el entorno operativo de los neumáticos de los camiones de acarreo. Las utilidades en Ton kilómetro por hora/Ton milla por hora (TKPH/TMPH) permiten a los planificadores evaluar el impacto de las TMPH/TKPH de las rutas de transporte, con límites manejables sobre una base de neumático a neumático. La interfaz de suspensión a bordo registra los casos cuando un neumático experimenta superficies rugosas. Además, los operadores de camiones pueden reportar fácilmente los derrames u otros peligros, tales como las rocas filosas provenientes de las tronaduras en las vías de transporte y pueden marcar la posición de estos lugares en el FMS a través de sus dispositivos móviles ubicados en el interior de la cabina. Al trazar la ubicación de estos lugares problemáticos en la perspectiva MineGraphics del sistema DISPATCH, el despachador puede desviar los camiones temporalmente a una ruta alternativa y asignar recursos viales para eliminar el peligro.

La información de la condición actual de la carretera, proporcionada por módulo RoadRoughness del sistema, también ayuda a identificar la ubicación de las superficies rugosas en la mina. A través de la interfaz y hardware del módulo, el DISPATCH FMS puede registrar la ubicación de los eventos detectados por los acelerómetros y los inclinómetros de los vehículos cuando estos se trasladan en las rutas de transporte. Cuando ocurre un evento en una carretera rugosa, se envían alertas en tiempo real al despachador, a los supervisores y/o a los operadores. La información también se almacena en la base de datos central del FMS para los análisis históricos, la cual puede ser utilizada para la planificación de las rutas de transporte y del mantenimiento vial a corto y a largo plazo.

El manipulador de neumáticos TM20165 de Stellar Industries puede agarrar y manipular neumáticos de 44 a 165 pulgadas de ancho.
El manipulador de neumáticos TM20165 de Stellar Industries puede agarrar y manipular neumáticos de 44 a 165 pulgadas de ancho.

Adhiriéndose a los límites de velocidad prescritos y al cumplimiento de las mejores prácticas en las áreas de carga y descarga y en las carreteras de transporte, los operadores de los camiones pueden tener un impacto considerable en la longevidad de los neumáticos. Para ayudar a las minas a monitorear y hacer cumplir los reglamentos de velocidad, Modular dijo que el módulo de gestión de velocidad Speed Management de DISPATCH utiliza la tecnología GPS para medir con precisión la velocidad de la máquina. Cuando el equipo pasa por las zonas monitoreadas, la velocidad de la unidad se compara con los valores límite de la velocidad configurada por el usuario para el lugar específico. Los resultados se reportan en tiempo real al supervisor y despachador en la oficina central, permitiéndoles abordar en forma oportuna las violaciones del operador de las normas de la mina.

Y, cuando el módulo FastFeedback se utiliza en conjunto con el módulo Speed Management, los operadores son notificados a través de un mensaje configurable en tiempo real cada vez que se exceden los límites de velocidad. El dispositivo móvil instalado en la cabina del equipo también muestra el máximo límite de velocidad para la ubicación del operador y emite una notificación audible. Un registro de eventos se genera y almacena automáticamente, permitiendo a los supervisores revisar los eventos relacionados con la velocidad como un informe tabular o como eventos geoetiquetados en la perspectiva MineGraphics. Los infractores reincidentes y los lugares de sobre- o sub-velocidad frecuentes pueden ser identificados mediante informes respecto de la base de datos de sucesos históricos, proporcionando un registro de auditorías destinadas a la acción correctiva.

DISPATCH FMS también apoya a una serie de interfaces para los sistemas de monitoreo de neumáticos del fabricante de equipo original (OEM), la mayoría de los cuales detectan la temperatura o presión anormal y el software para monitorear las alarmas generadas por los sensores. “Mientras los sistemas OEM pueden hacer mucho para prevenir las fallas prematuras de los neumáticos, estos tienen algunas limitaciones. Donde existe altas temperaturas, confiar simplemente en los sensores incorporados generalmente se traduce en equipos puestos fuera de servicio para permitir que los neumáticos se enfríen a una temperatura segura antes de reanudar la operación,” dijo Neil Ferreira, gerente de productos de gestión de flotas en Modular.

Para ampliar las capacidades disponibles a través de los sensores incorporados, Modular desarrolló el sistema Active Tire Management (ATMS). "El ATMS está estrechamente integrado con el DISPATCH FMS, el cual da a las minas la posibilidad de controlar activamente la temperatura y la presión de los neumáticos en tiempo real, reduciendo así los tiempos de inactividad del equipo relacionados con la mantención de los neumáticos", dijo Ferreira. El sistema DISPATCH se interconecta con las aplicaciones de monitoreo de neumáticos, tales como el Michelin Earthmover Maintenance System, para mitigar la falla prematura de los neumáticos. Como FMS adquiere los datos a través de las interfaces del OEM, el algoritmo de optimización del sistema DISPATCH incorpora medidas de control a los neumáticos correspondientes, tales como la asignación de camiones a los talleres de neumáticos, las asignaciones de rutas de transporte más cortas y excepciones de neumáticos de emergencia, en su lógica de toma de decisiones en tiempo real. Las medidas de control de los neumáticos son priorizadas de 0 (ninguna medida) a 4 (mensaje de excepción) y son activadas por eventos de alarma de temperatura y presión de los neumáticos entrantes correspondientes.

La última evolución del producto de gestión de mantención de Modular, la solución MineCare 3, ayuda a las minas a tomar el control de la salud y la longevidad del neumático, proporcionando las herramientas necesarias para responder a, seguir, documentar, investigar, resolver y predecir los problemas de salud de los equipos móviles. Cuando se adopta un enfoque proactivo versus reactivo, se pueden tomar medidas preventivas antes de que se produzcan las fallas.

La aplicación de manejo de eventos MineCare 3 proporciona una visión concisa de las fallas de los equipos, incluyendo las alarmas por presión y temperatura de los neumáticos que se producen en la mina. Esto hace posible que el personal de mantención diagnostique y solucione las fallas y actúe según las notificaciones entrantes, tomando medidas correctivas de inmediato o programando una respuesta de mantención. La interfaz de manejo de eventos puede configurarse para mostrar notificaciones de fallas en tiempo real, eventos por ubicación en mapa de seguimiento, instantáneas de datos para el análisis de causa raíz, detalles de diagnóstico de fallas específicas, eventos definidos por el usuario con criterios de activación personalizados y tendencias de notificaciones históricas.

La capacidad de la aplicación de seguimiento visual de la condición del equipo permite al personal de mantenimiento no sólo ver qué eventos de mantención ocurrieron; sino que también dónde, cuándo y por qué se produjeron. Por ejemplo, al visualizar rutas específicas que causan repetidamente elevadas temperaturas y presiones en los neumáticos, se puede modificar el ciclo de transporte para mitigar la reincidencia de estas ocurrencias.

Integración opcional con el envío FMS minas proporciona la capacidad de supervisar el rendimiento del operador, ubicación y estado de los equipos, además de su estado de salud. Además, la integración del FMS reduce la necesidad de cotejar manualmente los datos operacionales; y consolida los datos de las operaciones, ubicación y OEM para una completa revisión, análisis y presentación de informes. Al tener acceso a los datos de mantención y operación, los usuarios son capaces de garantizar de manera más eficaz que el equipo estará disponible para satisfacer las continuas necesidades de producción.

Configuración para un Manejo Seguro
Inevitablemente, los neumáticos tendrán que ser retirados de servicio y reemplazados, ya sea para repararlos o eliminarlos por término de su ciclo de vida. Particularmente en el caso anterior, una mina necesita un equipo de manejo de neumáticos adecuados para garantizar que su instalación o extracción pueda realizarse de forma segura y sin incurrir en mayores daños al neumático.

A mediados del 2015, Stellar Industries presentó su gran camión de servicio OTR 13500, una grúa móvil para el servicio de neumáticos que, al montarse con el manipulador de neumáticos Stellar TM6116, puede manejar neumáticos de hasta 116 pulgadas de diámetro y de hasta 6,000 lb; sin el TM6116 montado, puede levantar 13.500 lb a 10 pies desde la línea central de rotación de la grúa. El 13500 está equipado con estabilizadores tipo plegables hacia abajo para proporcionar estabilidad y están disponibles en dos configuraciones: de un solo cuerpo de 17 pies de longitud o de 20 pies de longitud en tándem.

Las características de la grúa incluyen un control remoto de radio totalmente proporcional, un cilindro de pluma de extensión encerrado, plumas de extensión y secundaria en forma hexagonal, bomba integral montada y PTO sobre chasis y válvulas de retención de carga y contrabalance. Además, la rotación se logra a través de un rodamiento giratorio de precisión.

“La demanda de los clientes nos llevó al desarrollo de esta grúa,” dijo Tim Davison, gerente de productos para cuerpos y grúas. “Ofrece una grúa resistente con mucha capacidad, pero sobre un chasis que es manejable para una operación mediana.”

Para las minas que utilizan grandes transportistas, el manipulador TM20165 de la empresa, presentado en la MINExpo 2012, reclama como propio al manipulador de neumáticos montado sobre camión más potente y capaz actualmente disponible. Con una capacidad nominal de 20,000 lb, el TM20165 es capaz de manejar hasta 59/80R63 combinaciones de neumático y llanta, y proporciona un alcance de más de 24 pies de longitud, permitiendo a los equipos de mantención cambiar los duales interiores sin reposicionar el camión. El manipulador de neumáticos en sí dispone de una rotación de cuerpo de 315 grados, rotación de plato de fijación continua de 360 grados y amplitud de fijación de 44 a 165 pulgadas. Según la empresa, con el rango de fijación ofrecido por el manipulador de neumáticos, los operadores tienen la capacidad para manejar los componentes de la rueda y el conjunto completo de neumático y llanta sin necesidad de adaptadores especiales.

Adaptación Perfecta con Millas Máximas
Al realizar trabajos de mantención o reparación de los grandes neumáticos OTR, es esencial que los neumáticos instalados en equipos móviles pesados coincidan estrechamente en relación al diámetro exterior (OD). Los neumáticos no coincidentes pueden provocar el desgaste prematuro de los neumáticos y daño en el equipo. Pasando a otro libro blanco de BKT Tires, he aquí lo que la empresa dice acerca de la naturaleza del problema.

Las situaciones que pueden llevar a la falta de coincidencia del OD de un neumático incluyen la mezcla de neumáticos nuevos y desgastados, la mezcla de neumáticos con diferentes diseños o profundidades de la banda de rodadura en el mismo vehículo, la mezcla de neumáticos de diferentes fabricantes en el mismo vehículo y la mezcla de neumáticos de diferente construcción (diagonal/radial).

Si todos los neumáticos en un vehículo son coincidentes con el diseño y el fabricante, son montados simultáneamente, con la presión de inflado recomendada y tienen el mismo tiempo en servicio, el desgaste de la banda de rodadura y el OD resultante de los neumáticos deben permanecer similares y dentro de las pautas. Es muy importante prestar atención a la coincidencia de los neumáticos con el encaje de los neumáticos duales, cuando un neumático más pequeño (OD) tenga que girar más rápido que el neumático más grande para cubrir la misma distancia.

F2 5 P9080016
Las cadenas de neumáticos Erlau AG, desarrolladas originalmente para proteger los neumáticos de las máquinas de construcción de los fragmentos de pavimento rotos dejados por los bombardeos durante la segunda guerra mundial, están diseñadas en la actualidad para proteger a los pequeños y a los grandes neumáticos de los cargadores de los peligros presentados por las rocas de las minas, mientras mejoran la tracción en superficies resbaladizas.

También, con ruedas duales no coincidentes, el neumático más grande soportará la parte mayor de la carga. El resultado, según BKT, es que el neumático más grande probablemente será sobrecargado y sufrirán daños por fatiga y la subsiguiente reducción de la vida útil de los neumáticos. El neumático pequeño soporta una carga más ligera y rota demasiado lento para cubrir la misma distancia que el neumático grande, provocando el rozamiento y desgaste prematuro en la banda de rodadura. Y, debido a que el desgaste de la banda de rodadura progresa mucho más rápido en el neumático más pequeños levemente cargado en comparación con el neumático grande demasiado cargado, la diferencia en el OD/circunferencia de los neumáticos entre los dos duales aumenta rápidamente. Esta situación puede dañar ambos neumáticos muy rápidamente.

Realizar Seguimientos Reduce los Costos
Con el fin de evitar daños por la falta de coincidencia y otras causas, los proveedores de neumáticos generalmente recomiendan que los clientes de las flotas utilicen un programa de mantención de neumáticos que ofrezca funciones de seguimiento de inventarios y monitoreo de rendimiento. Una de éstas es el TireMax de Wenco, el cual proporciona una serie de funciones destinadas a la extracción de la última milla de los costosos inventarios de los neumáticos OTR. Algunas de las características principales del programa permiten a los usuarios:

  • Gestionar el almacenamiento y rotación de neumáticos con el sistema de seguimiento de inventarios.
  • Ver registros históricos detallados de la rotación y la mantención de los neumáticos.
  • Monitorear el uso de neumáticos de diferentes fabricantes.
  • Evaluar la presión y la temperatura de los neumáticos con la integración de Advantage PressurePro, Rimex TyreSense y Bridgestone B-TAG.
  • Comprender el ritmo de trabajo, presión y temperatura de los neumáticos a través de visualizaciones codificadas por color en tiempo real.
  • Recopilar los parámetros de los neumáti cos para fines de mantención, incluyendo las lecturas de los odómetros y la profundidad de la banda de rodadura.

Wenco anunció recientemente que el TireMax ha sido revisado “a partir de cero,” con una nueva interfaz de usuario, funciones de inventario adicional, e integración ampliada con los sistemas de monitoreo de presión de los neumáticos de terceros. La nueva versión se introducirá en la MINExpo 2016.

Cadenas de Protección
Cuando se trata de prolongar la vida útil de los neumáticos de los cargadores que operan en condiciones extremas o inusuales, el uso de cadenas en los neumáticos es una opción práctica. El proveedor de cadenas de neumáticos Erlau AG, con base en Alemania, explicó que las cadenas de protección permiten a un bien costoso, el cargador de ruedas, trabajar eficientemente en condiciones que destruyen los neumáticos, mientras se reducen los costos de los clientes para las reparaciones y sustitución de neumáticos. Los cargadores equipados con cadenas pueden funcionar productivamente en la minería subterránea sin rieles, en la minería a cielo abierto por voladura de rocas y muchas otras aplicaciones. Los sistemas de cadena están disponibles para adecuarse a los neumáticos de los cargadores más pequeños, como los neumáticos de 7,5 x 16 utilizados en modelos de dirección articulada, a los cargadores más grandes, como los neumáticos de 15.000 lb, 13 pies de altura 70/70-57 usados en el Le Tourneau 2350 de Joy Global.

Erlau proporcionó un ejemplo real, involucrando maquinaria en el trabajo en una operación de oro en Asia. La mina emplea varios cargadores Cat 988 para trabajar la playa de mineral, con alto kilometraje, altas horas de trabajo y con la constante amenaza de daños imprevisibles en los neumáticos. Estas máquinas funcionan 18 horas al día, 550 horas al mes, 6.600 horas al año, lo que representa varios kilómetros de viaje cada año. Trabajan en dos tipos de material: en un sustrato de transición de arcilla y en roca dura densa. Las cadenas ayudan en ambos ambientes, proporcionando tracción en la arcilla y protección contra el daño de las rocas duras. Utilizando las cadenas de neumáticos gigantes Plus X19 de Erlau Fels, y un plan programado para el recentraje cada 5.000 horas, se controla el daño o la pérdida de los neumáticos y se reducen los costos.

Erlau señaló que sus sistemas de cadena de neumáticos pueden ser considerados un tipo de herramienta de corte/movimiento de tierra y, de la misma manera en que una mina puede seleccionar un tipo de balde de excavador o un perfil de dientes de balde, las especificaciones de las cadenas deben ser consideradas cuidadosamente para lograr el rendimiento esperado. La empresa ofrece una amplia gama de sistemas de cadena con diferentes tipos de mallas con perfil de eslabón de alta aleación endurecidos, que pueden aplicarse para lograr una vida útil aceptable de la cadena, mientras protege las bandas de rodadura y los flancos de los neumáticos.


Seguir Estos Consejos para la Reparación Exitosa de los Neumáticos OTR

La necesidad y la capacidad para hacer las reparaciones de forma rápida y eficaz en los grandes neumáticos OTR pueden plantear desafíos para los técnicos de neumáticos.

Según Monaflex, un empresa especialista en vulcanización con sede en Guernsey, Islas del Canal, los neumáticos OTR son utilizados bajo condiciones extremas y experimentan mayores cargas y flexión que los neumáticos utilizados en otras partes, por lo tanto se requiere un proceso robusto, como el termocurado, para llevar a cabo reparaciones fiables. Por ejemplo, el sistema Monaflex para la reparación de neumáticos OTR consta de un panel de control, una bolsa de aire cilíndrica para rellenar la sección ahuecada, dos almohadillas térmicas para usar en ambos lados de la reparación, una bolsa de aire externa plana y guía de arnés, y está diseñado para sustituir el típico equipo pesado usado para la vulcanización.

Recientemente, la empresa ofreció algunas pautas generales para reparar cualquier neumático OTR, incluyendo los de gran tamaño comúnmente utilizados en la minería:

  1. Permanecer siempre dentro de las directrices del fabricante de insumos de reparación. Determinar si la reparación es posible consultando las dimensiones proporcionadas en las instrucciones del fabricante y no exceder su recomendación.
  2. Utilizar la presión exacta para lograr una reparación perfecta. La presión debe ser aplicada con precisión para garantizar que la reparación se ajuste completamente al complejo perfil del neumático y produzca una reparación libre de deformaciones y cantos en bisel.
  3. Dos fuentes de calor conducen a reparaciones más rápidas. La utilización simultánea de fuentes de calor interna y externa permite la rápida transferencia de calor a través de la reparación y el curado simultáneo del parche y del tapón, dando ambos lugar a una reducción significativa del tiempo de curado.
  4. Asegurarse de que el sistema de reparación pueda manejar el tamaño. Muchos equipos de mantención están obligados a realizar varios curados para reparar heridas de gran extensión, un proceso que consume mucho tiempo. Mediante el uso de una almohadilla térmica con suficiente superficie, los técnicos pueden cubrir y vulcanizar grandes áreas de reparación en un curado.
  5. Ser meticuloso cuando se prepare la zona de reparación. Para evitar la contaminación, la limpieza es fundamental en todas las etapas. Asegurarse de que el área de reparación quede totalmente raspada y limpia antes y después de la preparación para la instalación del parche y el tapón biselado (skive plug). Seguir siempre las especificaciones de la Asociación de Fabricantes de Caucho (Rubber Manufacturers Association - RMA) durante el pulido. Cepillar y aspirar cuidadosamente el área de reparación.
  6. Permitir que el cemento se seque correctamente. Asegurarse de que el cemento se seque completamente antes de aplicar la goma o parche. Esto evita que el cemento húmedo se “desgasifique” durante el proceso de curado, lo cual podría comprometer la reparación y provocar fallas.
  7. Utilizar el neumático reparado en forma correcta. Esto es aún más importante cuando se han reparado grandes heridas. Revisar las pautas de la empresa y montar siempre los neumáticos reparados en la parte trasera del vehículo para minimizar el esfuerzo.

Dan Allan de Kal Tire Destaca una Creciente Gama de Servicios

Equipo Minero recientemente se encontró con Dan Allan, Vicepresidente Sénior del grupo de neumáticos mineros en Kal Tire, uno de los más grandes concesionarios de neumáticos comerciales de América del Norte. El grupo minero es una organización global que ofrece servicios de neumáticos y abastece en 17 países en los cinco continentes, y actualmente tiene presencia en más de 150 minas en todo el mundo.

Ultra Repair

El proceso Ultra Repair para reparar los gigantes neumáticos dañados está disponible en seis países.

Allan ha dedicado mucho tiempo lejos de la base de operaciones en la oficina central en Vernon, British Columbia, tras las recientes expansiones de las instalaciones y del mercado de la empresa en Chile y Australia. Sin embargo, su atención inmediata se centra en el perfeccionamiento de la estrategia de la empresa para la próxima exposición en MINExpo 2016.

“Queremos destacar tres importantes iniciativas que hemos emprendido en el servicio de los neumáticos OTR,” dijo Allan. “Estas incluyen nuestro servicio Ultra Repair para reparación ultra, el centro de innovación y nuestro avance hacia el establecimiento de una solución para los neumáticos OTR al final de su vida útil utilizando la conversión térmica.”

Allan dijo que el servicio Ultra Repair está ganando impulso ya que el equipo de certificación de Kal Tire ha completado sus evaluaciones en las instalaciones de reparación de la empresa en Canadá, el Reino Unido, Sudáfrica, Mozambique, Ghana y Australia para asegurar de que los técnicos estén plenamente capacitados para realizar la reparación. Es un procedimiento complejo que puede reemplazar varios cordones de acero rotos en un neumático, según la empresa, y ha sido constantemente mejorado y perfeccionado desde su concepción hace unos 15 años atrás, hasta el punto de que la empresa siente plena confianza en su capacidad para reparar de forma rentable los neumáticos OTR gigantes dañados de todos los tamaños e incluso resucitar a un número considerable de estos costosos neumáticos que han quedado relegados a la pila de chatarra después de ser considerados irreparables.

“Es un método para la reparación de enormes heridas en los neumáticos de gran tamaño,” dijo Allan, quien señaló que, hasta la fecha, un porcentaje muy alto de las reparaciones ultra que se han realizado involucran modelos de neumáticos de 63 pulgadas. “Hasta ahora, no hemos tenido ninguna falla de consideración reportada para cualquiera de los neumáticos ultra reparados.”

Gravity Assist System
El proceso Ultra Repair para reparar los gigantes neumáticos dañados está disponible en seis países.

Innovando para Lograr Eficiencia
El centro de innovación de la empresa es un concepto que surgió de la observación de Allan que la industria de servicio de neumáticos, como un todo, no dedica mucho tiempo o dinero en investigación y desarrollo. “Se me ocurrió que estábamos utilizando los mismos métodos y herramientas que hemos tenido durante décadas. Pero podríamos tener la posibilidad de buscar nuevas herramientas y tecnología para mejorar nuestras actividades de servicio. Y en el proceso, podríamos demostrar más eficazmente a nuestros clientes la experiencia que hemos adquirido durante 45 años de experiencia en la reparación de neumáticos.”

La idea evolucionó posteriormente en un centro de I&D ubicado en las afueras de Vernon, British Columbia, atendido por ingenieros de tiempo completo y medio tiempo conocidos internamente, con buen humor, como los “científicos locos” de la empresa. El objetivo del centro es desarrollar o perfeccionar, en cooperación con los asociados de la industria de la tecnología y un departamento de ingeniería de la universidad, los procesos de reparación de neumáticos y la tecnología necesaria para hacer que la empresa sea más segura y eficiente y para perseguir las ideas más prometedoras para la fase de solicitud de patente.

Entre los conceptos trabajados en la planta está la tecnología que permitiría a los trabajadores manejar más fácilmente las grandes herramientas utilizadas en la reparación de los neumáticos gigantes; y ampliar la utilización y eficacia de los desinfladores de neumáticos rápidos. “Nosotros no inventamos los desinfladores, pero no es difícil imaginar cuán útiles pueden ser para reducir el tiempo de inactividad del proceso de desinflado en los atareados talleres de reparación,” dijo Allan. “Creemos que es posible recudir el tiempo de desinflado de un neumático de 63 pulgadas hasta en un 60% mediante el uso de estos, logrando así que el personal tenga más tiempo disponible para realizar otras tareas, posiblemente más productivas.”

La Conversión Térmica se Intensifica
Kal Tire también está buscando activamente una tecnología de conversión térmica (pirólisis) de neumáticos desechados, un concepto que adoptaría la práctica común de triturar estos neumáticos en caucho triturado mucho más profundo en el proceso de descomposición. Kal Tire, trabajando con una empresa italiana de ingeniería que posee una amplia experiencia en el recauchado de neumáticos y en tecnologías afines, está promoviendo la idea de utilizar el calor y la fricción para reducir los gigantes neumáticos OTR a materiales fundamentales; es decir, fueloil, acero recuperado y cenizas de carbón.

No hay nada misterioso acerca de la tecnología de conversión térmica, explicó Allan. “Algunas personas lo han hecho en sus patios traseros, básicamente, para demostrar que el proceso funciona. La parte difícil es escalarlo a un negocio de tamaño comercialmente viable.”

“Tratar con neumáticos fuera de uso es un problema constante para nuestros clientes. Nuestro objetivo es contar con una planta comercialmente viable con un tonelaje modesto en mercados apropiados. Confiamos que para finales de este año, podremos anunciar la fecha de arranque de nuestra primera planta de conversión térmica.”

Expansión del Mercado
Allan señaló también que Kal Tire recientemente ha hecho grandes progresos en la expansión de su mercado a todo el mundo. Es el mayor recauchador de neumáticos de camiones en Canadá, el cual es propietario y operador de 10 instalaciones de recauchado para camiones y también cuenta con instalaciones de recauchado para excavadoras en Canadá, el Reino Unido, Ghana, y más recientemente en Chile. También ha sido una meta de nivel superior de la empresa expandir su presencia a un proveedor de servicio nacional en Australia. Comenzó ofreciendo servicios de reparación de neumáticos en Australia Occidental hace aproximadamente seis años y el reto ha sido llevar la oferta de servicio al Este, donde existen muchas de las grandes operaciones mineras.

“Aunque nuestra reputación como proveedor de servicio in situ es fuerte en muchos países, ha sido un reto convencer a los clientes de nuestra credibilidad dentro de Australia, ya que nuestra experiencia allí ha sido limitada,” dijo Allan. La primera gran incursión de la empresa al mercado minero de la costa este ocurrió hace unos meses atrás, cuando adquirió una instalación de reparación de neumáticos en Muswellbrook, Nueva Gales del Sur, que anteriormente era operada por Goodyear. Más recientemente, compró la división de servicios de neumáticos de Klinge & Co., una empresa familiar con sede en Brisbane, Queensland, lo cual permitió a Kal Tire prestar servicios en numerosas minas en toda Australia. Esto, dice Allan, es un gran avance para Kal Tire y su ambición de ser reconocido como un proveedor de servicio de neumáticos para la minera a nivel nacional.

Según Kal Tire, Klinge & Co. mantendrá el enfoque en los sistemas de gestión, capacitación y herramientas de neumáticos y continuará desarrollando su negocio de software en Australia y entregando capacitación en software en otras partes del mundo.


Edición Digital