Tras 5 años de trabajo conjunto, Codelco, el primer productor de cobre del mundo, y Rio Tinto, una de las empresas mineras más grandes del planeta, renovaron su compromiso de unir sus esfuerzos para el desarrollo de tecnologías en el campo de la explotación minera subterránea, de rajo abierto y en el procesamiento de minerales. A la firma del acuerdo concurrieron Nelson Pizarro, Presidente Ejecutivo de Codelco, y Jean Sebastian Jacques, CEO de Rio Tinto Copper.

El Presidente Ejecutivo de Codelco, Nelson Pizarro valoró el acuerdo y destacó la necesidad de incorporar nuevas tecnologías a los proyectos en desarrollo, para enfrentar condiciones menos favorables de los yacimientos. “Tenemos desafíos similares” señaló Pizarro, aludiendo a que ambas empresas operan yacimientos de larga data y están pasando, por ejemplo, de minería a rajo abierto a explotación subterránea.

“Valoramos enormemente este acuerdo con Codelco y queremos que estos desafíos se transformen en oportunidades” dijo por su parte, Jean Sebastian Jacques. El ejecutivo se mostró muy interesado, además, en el intercambio de experiencias entre ejecutivos y profesionales de ambas empresas.

El acuerdo original, firmado en Singapur en el marco de la celebración de la reunión de APEC 2009, dio origen a Rio de Cobre, instancia de trabajo que ha permitido que ambas empresas hayan identificado una serie de proyectos de interés común. Entre las iniciativas destaca el desarrollo de nuevos equipos y tecnologías de procesamiento de minerales, que han sido analizados por los equipos técnicos de las compañías y evaluados a través de pruebas en laboratorios y a escala piloto, para ser finalmente proyectados al uso industrial.

Tanto Codelco como Rio Tinto han hecho una evaluación positiva de Río de Cobre en los primeros 5 años y, considerando la experiencia en la gestión del acuerdo, los proyectos realizados y el potencial de nuevas iniciativas de mutuo interés, han perfeccionado las condiciones y procedimientos de trabajo a través de un nuevo acuerdo que regirá hasta el 2020.

Edición Digital