Buenaventura redujo el año pasado sus pérdidas y logró incrementar su producción durante el cuarto trimestre, situación que ha provocado que los analistas del mercado de valores mejoren las proyecciones que tienen sobre la compañía minera.

Según los estados financieros reportados al mercado de valores, el 2014 Buenaventura tuvo una pérdida neta consolidada de US$ 61.6 millones, 22% menos que lo perdido en el 2013. Las ventas bajaron 9% a US$ 1,128.3 millones por los bajos precios.

Edición Digital