Amplias e interesantes oportunidades de negocio abrirá la reactivación de la industria minera en el Noroeste De Argentina (NOA) a empresas prestadoras de servicios a la industria y a los puertos de la región de Antofagasta.

Hace una semana la firma canadiense First Quantum Minerals confirmó el desarrollo del proyecto Taca Taca en la provincia argentina de Salta, por el cual durante 2014 pagó más de US$ 470 millones.

En relación a este proyecto, un alto ejecutivo de la compañía estimo “un piso de inversión del orden de los US$ 3.500 millones para producir anualmente unas 250.000 toneladas de concentrado de cobre, permitiendo colocar el emprendimiento en el grupo de los proyectos de gran envergadura y llevando a Argentina a formar parte del club de los 10 principales productores de cobre del mundo”.

Al respecto Hernán Cortés, encargado de asuntos internacionales del Gobierno Regional de Antofagasta comentó que uno de los objetivos de la última rueda de negocios con el NOA, desarrollada hace unas semanas en dicha ciudad, fue difundir la oferta portuaria de la región.

“La activación de diversos proyectos mineros en las provincias argentinas de de Jujuy, Salta y Catamarca más el relativamente pronto funcionamiento del Ferrocarril Salta- Antofagasta son hechos que confluyen para lograr estos objetivos, ya que es más fácil y seguro que se generen cargas de retorno”, señaló.

Según el funcionario, por los puertos regionales actualmente se importan para las mineras argentinas desde maquinarias y equipos hasta diversos insumos.

Asimismo, esa producción minera argentina llega más rápido y directamente -recorriendo de 500 a 700 kilómetros [hacia la costa de la región de Antofagasta]- en lugar de los 1.500 o más kilómetros desde el NOA a los puertos de Argentina. Con mayor razón si los más importantes yacimientos, como Taca Taca, están muy cerca del tendido ferroviario”, aseguró.

Gabriel García Huidobro, gerente general de puerto Mejillones comentó que están en condiciones de ofrecer servicios de excelencia a las mineras del NOA.

El ejecutivo destacó el plan de inversiones que está desarrollando la compañía para captar cargas de granel (como concentrado de cobre), que suman unos US$ 150 millones y las inmejorables condiciones de la bahía de Mejillones.

Edición Digital