El proyecto, de oro y cobre, actualmente está en la etapa de exploración, pero de concretarse significaría una inversión superior a los 3.000 millones de dólares.

Que la minería es política de Estado en San Juan y en la Argentina no es una novedad, y así lo aseveraron desde el gobernador Sergio Uñac hasta el ministro de Ambiente de la Nación, Sergio Bergman. Es por esto que se está llevando a cabo distintas exploraciones para descubrir nuevos proyectos mineros.

En la provincia hay varios trabajos de exploración, como Azules, El Altar y Pachón, pero hay uno que está más sólido y que desde el gobierno buscan que se active. Se trata del proyecto Constelaciones.

Este proyecto de minería a cielo abierto busca la extracción de cobre y oro, y de concretarse significaría una inversión de más de 3.000 millones de dólares. Además, la explotación de los recursos minerales tendría una duración superior a los 40 años y por lo tanto es más grande que Veladero.

El ministro de Minería de la provincia, Alberto Hensel explicó que “este proyecto incluye tres yacimientos, uno es Los Helados, en el vecino país de Chile, y los otros dos en Josemaría y en Filo del Sol, aquí en San Juan. Estamos hablando de un proyecto de más de 40 años. Hay que entrar a pensar en ese tipo de proyectos“.

Según detalló el titular de la cartera minera, “ese proyecto tiene avances muy interesantes en lo que tiene que ver con exploración, ubicación, instalación de planta, logística, energía, entre muchas otras. Está estructurado de tal manera que creo que falta que vengan los inversores o un ‘pool’ de inversores“.

El Gobierno provincial tiene un interés manifiesto por este megaproyecto, que superaría en tamaño a la actual mina Veladero, y los cañones están puestos en la búsqueda de inversores. “Está maduro y ayudaría a equilibrar los niveles de rentabilidad porque tiene oro y cobre“, dijo Hensel.

Sin embargo, la búsqueda de inversores no está resultando tarea sencilla. Sucede que la situación actual de los mercados internacionales, los altibajos y los costos internos de mantener un emprendimiento de tamaña magnitud, genera preocupación y miedo entre los potenciales empresarios.

En este sentido se expresó el presidente de la Cámara Minera, Jaime Bergé, quien dijo que “la tendencia es que los proyectos lo lleven adelante dos o tres empresas, como es el caso de Alumbrera, en Catamarca. No es fácil que un banco financie una inversión como esta porque el riesgo es alto“, afirmó Bergé.

Edición Digital