La minera brasileña Vale anunció el ganancias netas de 575 millones de dólares en el tercer trimestre de 2016, frente a pérdidas de 2.117 millones en el mismo periodo del año anterior.

El Ebitda ajustado (ganancias antes del pago de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones) fue en el periodo julio-septiembre de 3.023 millones de dólares, en alza de 61% respecto al rojo de 1.875 millones del mismo trimestre de 2015, precisó el informe de la compañía.

Esos resultados confirman el retorno a terreno positivo de la endeudada empresa desde inicios de año, aunque con retrocesos respecto al segundo trimestre, cuando los beneficios netos habían ascendido a 1.106 millones de dólares y el Ebitda ajustado llegó a USD 2.383 millones.

La reducción "se debe principalmente a los ajustes cambiarios", en momentos de fuerte valorización del real frente al dólar, explica el documento.

Ese factor fue compensado con mejores ventas, que le permitieron registrar una facturación total de 7.324 millones de dólares en el tercer trimestre, en alza de 11% respecto al trimestre anterior y de 13% frente al mismo periodo de 2015.

"Vale volvió a obtener un sólido desempeño operativo, con récords de producción en el tercer trimestre de 2016, principalmente en producción de mineral de hierro", se congratuló el grupo.

El director ejecutivo de finanzas de la empresa, Luciano Siani, destacó en un video que el crecimiento de la generación de caja "fue impulsado por los mejores precios del mineral de hierro y la reducción de costos".

Las inversiones totalizaron USD 1.257 millones, por debajo de los 1.368 millones del segundo trimestre y de los 1.879 millones del periodo julio-septiembre de 2015.

El 63,3% de esas inversiones se destinó a proyectos de minerales ferruginosos y el 11,9% al sector del carbón

Edición Digital