La minera brasileña Vale, una de las líderes mundiales en la producción y la exportación de hierro, obtuvo en 2011 un beneficio neto de 22.885 millones de dólares, una cifra superior en un 32,55 % a la de 2010 y que supone un récord anual para la compañía.

Vale tiene inversiones en Mendoza, ya que controla la mina de sales de potasio, Potasio Río Colorado, en Malargüe.

"Nuestro desempeño financiero fue extraordinario, el mejor de todos los tiempos, pues batimos varios récords en un ambiente económico desafiante", señaló en un comunicado Murilo Ferreira, presidente de la compañía.


Ferreira, quien asumió el cargo en mayo, apuntó: "La ejecución disciplinada de nuestra estrategia y el desempeño de las operaciones fueron esenciales para que nos pudiésemos beneficiar de la fuerte demanda global por minerales y metales".

En el último año, el beneficio bruto de explotación (Ebitda) fue de 33.759 millones de dólares, cantidad superior en un 29,26 % a la de 2010.

La facturación operacional, en tanto, alcanzó los 60.389 millones de dólares, un 29,92 % más que en 2010.
El resultado récord de 2011 contrastó con los números negativos del último trimestre.

El balance en moneda extranjera de la compañía indicó que en el cuarto trimestre de 2011 el beneficio neto fue de 4.672 millones de dólares, que representan una reducción del 21,04 % frente al resultado de los últimos tres meses de 2010.
El Ebitda entre octubre y diciembre fue de 7.396 millones de dólares, un 16,60 % menos que en el mismo período de 2010.
En el mismo comparativo, la facturación del trimestre fue de 14.755 millones de dólares, resultado inferior en un 11,86 % al de los meses de octubre, noviembre y diciembre de 2010.

Edición Digital