La minera brasileña Vale, mayor productora mundial de hierro, obtuvo en el segundo trimestre un beneficio neto de 2.662 millones de dólares, un 58,7 por ciento menos que en el mismo período de 2011, informó la compañía.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) ajustado para el trimestre fue de 5.119 millones de dólares, una cifra inferior en un 43,6 por ciento a la del período abril-junio de 2011.

 

La facturación en el segundo trimestre, en tanto, alcanzó los 12.150 millones de dólares, lo supone una contracción del 20,8 por ciento en el mismo comparativo.

 

Las inversiones, sin adquisiciones, fueron de 4.287 millones de dólares, un 6,2 por ciento más que en el segundo trimestre del año anterior.

 

A pesar del resultado, la empresa consideró en un comunicado que el desempeño en el período fue "robusto", frente a los "desafíos e un ambiente de precio más bajo y los problemas operacionales en activos de metales básicos y carbón".

 

Vale destacó de igual manera que el resultado corporativo entre abril y junio superó al del primer trimestre del año.

 

En el semestre, el beneficio neto fue de 6.489 millones de dólares, un 51,1 por ciento menos que en los primeros seis meses del año pasado, mientras que el Ebitda ajustado se encogió el 44,7 por ciento, hasta los 10.084 millones de dólares registrados hasta el 30 de junio.

 

Entre enero y junio de este año la facturación llegó a los 23.489 millones de dólares, un 18,7 por ciento por debajo del resultado del primer semestre de 2011.

 

Al igual que en el trimestre, las inversiones para el período enero-junio obtuvieron un resultado positivo, con 7.964 millones de dólares, un 17,5 por ciento superior a las del mismo semestre de 2011.

 

Las adquisiciones del semestre también tuvieron un saldo positivo en la comparación interanual, con un abultado incremento del 193,2 por ciento, hasta los 648 millones de dólares.

Edición Digital