La Tercera Sala del máximo tribunal ratificó el fallo de la Corte de Apelaciones de Copiapó que ordenó la paralización del proyecto de la minera Barrick Gold, en la Región de Atacama, norte de Chile, hasta que cumpla con las medidas de mitigación impuestas por el regulador ambiental.

En un fallo unánime, los ministros Sergio Muñoz, Héctor Carreño, Pedro Pierry, María Eugenia Sandoval y el abogado integrante Guillermo Piedrabuena, desestimaron la solicitud realizada por representantes de las comunidades diaguitas de la zona quienes estimaban que las medidas impuestas por la corte de Copiapó eran insuficientes y exigían que se sometiera el proyecto minero a una nueva evaluación.

El dictamen señala que “las medidas decretadas por la Corte de Apelaciones de Copiapó son como suficientes para proteger las garantías constitucionales que se denuncian vulneradas, puesto que –según se expuso en el considerando segundo- se ha ordenado paralizar las faenas del proyecto Pascua Lama hasta que se cumpla previamente con la construcción de todas las obras destinadas a dar protección al recurso hídrico”. Además se le exige a la empresa dar cabal cumplimiento al Plan de Monitoreo contemplado en la respectiva Resolución de Calificación Ambiental y un sistema de fiscalización del cumplimiento de las medidas.

La canadiense Barrick Gold ha dicho que las demandas de la Superintendencia de Medio Ambiente la obligarán a postergar el inicio de producción hasta el 2015. Los planes originales eran para la segunda mitad del año próximo. La minera dice que los costos ya suman US$ 8.500 millones.

Edición Digital