El Centro para la Excelencia en Innovación Minera (CEMI) en Sudbury, Ontario, Canadá, anunció en Septiembre que había recibido $783.916 para apoyar su proyecto de Explotación Lateral Con Un Solo Frente de Avance (Single Heading Lateral Development). El proyecto es un elemento de un esfuerzo multidisciplinario que se orienta hacia mejorar la capacidad de la industria para acceder a yacimientos eficiente y efectivamente. Canopy-Front-ContractedEl ciclo de explotación tradicional, según CEMI, no ha ido al ritmo de las innovaciones descubiertas en otras etapas claves del proceso minero, a pesar de la introducción de poderosos y eficientes equipos nuevos. Hoy en día, las velocidades de avance están en mínimos históricos—actualmente a menos de 4 metros al día (m/d) vs. los 12 m/d que se lograban 25 años atrás.

CEMI indicó que, en las actuales operaciones mineras, las cinco etapas del ciclo de explotación son separadas, ejecutadas secuencialmente, y requieren equipos específicos. El proceso es inherentemente caro y costoso, dejando el frente de ataque inactivo por largos periodos. El proyecto de Explotación Rápida consta de tres proyectos de investigación separados a realizarse dentro de faenas mineras, teniendo el potencial para facilitar la innovación radicales al integrar la maquinaria y las etapas de proceso requeridos para acceder a yacimientos, con la meta de aumentar drásticamente el tiempo en el frente de ataque.

Canopy-Expanded

El financiamiento para el proyecto Explotación Lateral Con Un Solo Frente de Avance, otorgado a través de la Corporación Northern Ontario Heritage Fund, permitió a CEMI reclutar al fabricante de equipos Mining Technologies International (MTI), ahora parte de JoyGlobal, para diseñar y construir una cubierta de protección prototipo capaz de soportar deslizamientos de suelo, permitiendo al mismo tiempo actividades paralelas de apoyo y procesos de perforación en el frente de explotación.

El diseño en realidad incorpora dos cubiertas de seguridad superpuestas: una cubierta para proteger operadores y máquinas en el frente de ataque; y una cubierta de soporte para proteger a las personas y máquinas de apoyo. Esto permite que la perforación y el carguío del frente de ataque ocurran mientras se instala en soporte del suelo detrás de los equipos del frente de ataque. El diseño permite a la cubierta del frente de ataque contraerse, colapsar parcialmente, posibilitando el desplazamiento dentro de la cubierta protectora de soporte hacia y desde el frente de ataque.

CEMI dijo que el prototipo de la cubierta de protección pasó por rigurosos testeos en la faena minera de pruebas de MTI para determinar su funcionalidad y resistencia. Se usó una prueba de esfuerzo utilizando bloques de concreto de 5 toneladas métricas (tm) para determinar la capacidad de soporte de carga de la cubierta protectora. Resultados preliminares de la prueba muestran que la cubierta protectora es capaz de soportar satisfactoriamente 75 tm de carga estática.

Tres vistas de un temprano prototipo de cubierta protectora diseñado como parte de un proyecto de CEMI para aumentar las velocidades de avance y la eficiencia de la explotación en mina subterránea.
Tres vistas de un temprano prototipo de cubierta protectora diseñado como parte de un proyecto de CEMI para aumentar las velocidades de avance y la eficiencia de la explotación en mina subterránea.

CEMI empleó a Labrecque Technologies Inc. para conducir simulaciones de proceso para examinar diferentes variaciones en el uso de la cubierta protectora (incluyendo el efecto de jumbo-carga, rezagado continuo y diferentes diámetros de frente de ataque) en un esfuerzo por evaluar el impacto de cada variación en el proceso de explotación. Los resultados iniciales, según CEMI, son promisorios y ayudarán en futuros perfeccionamientos al diseño durante pruebas de campo a la cubierta protectora.

Con el testeo inicial de la primera cubierta prototipo ya finalizado, CEMI dijo que ahora está preparándose para rediseñar y construir dos nuevos prototipos para ensayos en un escenario de avance en galerías. Mientras tanto, el trabajo preparatorio para la segunda y la tercera fase de este proyecto está siendo planificado. CEMI dijo que se espera que los mejoramientos resultantes de las primeras tres fases reduzcan el tiempo del ciclo de explotación entero y aumenten las velocidades de avance en un 45%.

Edición Digital