Las empresas mineras respondieron con constantes reducciones en las actividades de exploración ante las dificultades que plantea el mercado. El resultado fue una disminución del 19% en los presupuestos de exploración de metales no-ferrosos en todo el mundo en el 2015, en comparación con el año anterior, según la publicación 2016 World Exploration Trends de SNL Metals & Mining. Combinado con estimaciones de presupuesto de SNL que no puedo obtener el presupuesto total de la industria minera para la exploración de metales no-ferrosos fue de US$9,2 billones el 2015, menos de la mitad que el record de US$21,5 billones presupuestados en el 2012.

E SNLMetalsLa fuerte caída en los presupuestos de exploración durante los últimos años refleja una creciente desconfianza de los inversionistas de todo el sector minero, lo que ha dificultado que las compañías junior obtengan fondos y que las compañías productoras justifiquen planes intensivos de gasto de capital y gasto en exploración. Durante el 2015, perspectivas negativas de precios siguieron forzando los esfuerzos de las compañías productoras, llevando a muchas a liquidar activos, cerrar operaciones y enfocarse en el ahorro de costo en toda la compañía.

El cálculo del presupuesto mundial de exploración 2015 de SNL se basó en información recolectada a partir de más de 3.500 compañías mineras y de exploración de todo el mundo, de las cuales 1.800 tenían presupuestos de exploración reportados en el estudio CES. Estas compañías (cada una presupuestando a lo menos US$100.000) juntas asignaron US$8,77 billones para exploración no-ferrosa, lo que SNL estima cubre el 95% del gasto en exploración no-ferrosa orientado comercialmente a nivel mundial.

Los años de bonanza de la industria minera se vieron bruscamente frenados en Septiembre del 2008, ya que el mundo cayó en la peor recesión económica en décadas. El consecuente descenso de US$5,77 billones (42%) en gastos de exploración en el 2009 a partir del alto gasto del 2008 fue el mayor descenso anual, tanto en dólares como en términos de porcentaje, desde que SNL comenzó a recolectar datos en 1989.

La mayoría de los precios de los metales tocaron fondo a principios del 2009, y la industria se recuperó con mucha mayor rapidez de lo pronosticado. La economía mundial mejoró notablemente entre el 2009 y el 2010, y con ello los precios de los metales, la mayoría de los cuales se tranzaron muy por sobre sus promedios de largo plazo durante el 2011. En respuesta, la mayor parte de las compañías aumentó agresivamente sus presupuestos de exploración, levantando el total del presupuesto de la industria en un 44% en el 2010 hasta US$11,51 billones, y en un posterior 50% en el 2011 hasta US$17,25 billones.

Marcando un año transformacional, el 2012 comenzó con la mayoría de los precios de los metales a nivel o cercanos de los recientes valores altos de relativamente fuerte interés de inversionistas en el sector minero y señales de que estaba disfrutando de un regreso a los tiempos de auge del periodo 2007-2008. Los presupuestos para exploración aumentaron un 19% el 2012, fijando un nuevo máximo absoluto de US$20,53 billones. Comenzando en abril de ese año, los inversionistas se volvieron cada vez más recelosos del sector junior, causando que muchas compañías se esforzaran por recaudar fondos para sus programas en curso y forzándolos a recortar el gasto real por debajo de sus presupuestos para el año.

Durante el 2013 y el 2014, los mercados estaban aún menos dispuestos a apoyar a las compañías junior, y los productores se echaron para atrás con el gasto capital y en exploración a fin de fortalecer sus márgenes financieros. Como resultado, el presupuesto total para exploración de la industria cayó a US$14,43 billones en el 2013 y a US$10,74 billones en el 2014, casi un 48% debajo del peak del 2012.

Desafortunadamente, el 2015 no vio el inicio de la significativa recuperación que muchos habían estado esperando. A pesar que cinco recortes en la tasa de interés desde fines del 2014, y de medidas adicionales creadas para estabilizar los mercados internos y estimular el crecimiento, la desaceleración económica de China ha continuado, arrastrando con ella a muchas economías basadas en recursos. Dada la incierta demanda, prácticamente todos los precios de los metales estaban en franca retirada durante el 2015, asegurando la continuidad de la disminución en la exploración. El 2015, las compañías bajaron sus presupuestos en otro 18% hasta US$8,77 billones, marcando la caída por primera vez de los presupuestos para áridos por debajo de los US$10 billones desde el desplome en el periodo 2008-2009.

Las asignaciones para exploración para todas las regiones declinaron el 2015, con las mayores reducciones en dólares en África y América Latina. Sin embargo, esta última siguió siendo el destino para exploración más atractivo, atrayendo a un 28% del gasto mundial en el 2015. Seis países—Chile, Perú, México, Brasil, Colombia y Argentina—fueron responsables de la mayor parte del total de la región.

El oro recuperó su posición como el principal objetivo de exploración a nivel Latinoamericano, con su proporción del presupuesto total aumentando hasta un 42% desde el 41% en el 2014. El porcentaje asignado a los metales base disminuyó de un 42% a un 40%.

 

Edición Digital