¿Cuáles son los puntos más destacados y las iniciativas más importantes bajo su mandato?
Cuando mi equipo de trabajo asumió el Ministerio en Enero de 2008, se encontró con un número de grandes desafíos puestos sobre la mesa frente a nosotros. Esta institución está a cargo de dos importantes servicios: Sernageomin, que se encarga de la geología básica del país y se asegura que las compañías cumplan con las regulaciones de seguridad; y Cochilco, que aconseja al gobierno respecto de los estudios técnicos y actúa como autoridad protectora de las compañías estatales. Adicionalmente, el Ministro de Minería es responsable por la relación entre el gobierno y las empresas estatales que participan en el sector minero. Como Ministro de Minería, también soy presidente del directorio de Codelco, Enami y Enap.

Este ministerio tiene metas muy definidas para llevar a cabo el actual mandato (que finalizará en Marzo de 2010). Con respecto a las leyes, nos estamos concentrando en transmitir e implementar la ley en personas competentes. También estamos trabajando en planificación de cierre de minas, que aún no existe en Chile. Además estamos elaborando una ley medio ambiental sobre responsabilidad medioambiental, para la cual hemos identificado aproximadamente 370 áreas con problemas medioambientales del pasado. Finalmente, estamos haciendo avances con una nueva ley para el gobierno corporativo de Codelco. La compañía necesita un gobierno corporativo moderno para aumentar su eficiencia y agilidad a fin de competir con las otras principales compañías mineras.

¿Cuál es la visión del futuro de Codelco?
Codelco es una empresa muy importante para Chile y sus utilidades juegan un papel fundamental en el financiamiento de las iniciativas sociales del Estado. Creemos que Codelco puede ser eficiente como una empresa 100% estatal, y que debe continuar bajo el control del Estado. Sin embargo, está administrada bajo una ley de 1975 que es antigua, ineficiente y tediosa para las operaciones diarias de la compañía. Queremos establecer un nuevo marco legal que permita a Codelco funcionar como una corporación. Debe existir una junta directiva técnica que delegue a un gerente general. Hoy en día, Codelco tiene un CEO que se rige por condiciones fijadas por ley, y también posee un presidente del directorio—el Ministro de Minería—con otras facultades otorgadas a él por ley. Esta dualidad no es buena para la compañía. En nuestra opinión, el Ministro de Minería no debería integrar el directorio. Esperamos que la nueva ley sea aprobada por el Congreso en los próximos meses, para que Codelco tenga un nuevo marco para un gobierno corporativo en el 2009.

En los próximos 10 años, Codelco va a llevar a cabo proyectos por un valor de más de 12 billones de dólares. Por lo tanto, necesitamos una junta directiva técnica que se centre exclusivamente en lo que es mejor para la compañía. Tenemos que separar a la administración cotidiana de Codelco de los diferentes ciclos políticos. Hoy en día, cada nuevo gobierno designa nuevos ejecutivos y ello evita que exista una visión de largo plazo para la compañía.

¿Cuál es el cronograma para las actuales iniciativas legislativas?
La ley sobre personas competentes ya ha sido aprobada por el Congreso. Esto es clave, ya que abrirá la puerta para que las empresas mineras entren al mercado bursátil; y lo que es más importante, conducirá a una nueva sección de menor antigüedad dentro de la bolsa de valores, como existe en Perú, Canadá y Australia. Incentivará la exploración y atraerá a nuevas compañías “junior” que no tienen acceso a la comunidad inversionista Chilena hoy en día. El sistema financiero en Chile está fuertemente regulado y es muy conservador, pero creemos que con este segmento de la legislación, y nuestra voluntad política, lograremos nuestro objetivo de tener un segundo mercado.

Con posterioridad a esto, nos gustaría tener la ley sobre planificación de cierre de minas aprobada antes de fines de 2008, y la ley sobre responsabilidad medioambiental aprobada durante el 2009.

¿Cómo reacciona el Ministerio ante afirmaciones de que Codelco y otras importantes compañías poseen derechos de una proporción injusta de las propiedades mineras no explotadas más atractivas?
Estamos trabajando el ello también. En Codelco, estamos llevando a cabo un profundo estudio para la compañía a fin de liberar las propiedades mineras que no son de interés para la compañía. Este año, a través de Enami, ya hemos liberado 40 propiedades mineras. Otra forma de ayudar al mercado es alcanzar sociedades conjuntas entre Codelco y otras compañías. Ha habido tres sociedades de este tipo y hay otras tres en trámite. Inca de Oro, un proyecto de gran tamaño, es un buen ejemplo de esto.

En Chile, la propiedad minera es derecho muy potente, y por lo tanto no es fácil introducir cambios. Para comenzar, la propiedad minera no es otorgada por el gobierno sino por las corte de justicia. Sin embargo, podríamos explorar algunas nuevas opciones.

¿Cuál es el rol de las pequeñas compañías mineras en Chile?
Pusimos mucho esfuerzo en desarrollar el mercado para las compañías mineras pequeñas. Ellas son muy importantes en Chile, ya que general gran cantidad de empleos y ayudan al desarrollo de las más grandes por cuanto realizan mucha exploración a pequeña escala. A través de Enami, tenemos una estrategia para promover a estos pequeños empresarios, especialmente en el norte, donde no existen muchas actividades económicas aparte de la minería.

¿Dónde ve Ud. los principales desafíos para el desarrollo del sector minero?
El primero es la exploración. Debemos crear un marco de trabajo para traer nuevas compañías de exploración. Una vez que esto se haya logrado, estaremos enfrentando un problema mayor en relación a la disponibilidad del agua. Estamos tratando de definir una política nacional junto con otros sectores como la agricultura. La gente tiende a apuntar a la industria minera como los mayores consumidores de agua, pero ese no es el caso, ni siquiera en el norte. El tercer desafío es la generación de energía eléctrica, y obviamente sin energía no hay minería.

Esta es una versión editada de una entrevista, realizada por Alfonso Tejerina, que originalmente apareció en E&MJ (Diciembre 2008, p.70).

Edición Digital