La industria minera actualmente entiende que el manejo de los riesgos en todos sus aspectos—desde la salud y la seguridad hasta las prudentes operaciones financieras—es parte integral de la gestión de una compañía y un factor crítico para el éxito de una empresa industrial o comercial. Las modernas compañías mineras aplican el concepto generalizado de “sistemas de gestión” a sus programas en los que está involucrado el cianuro. Cada vez más, esta metodología se ve como parte de una buena administración en minería, así como en otras actividades industriales. Los sistemas de gestión eficaces abarcan cuatro pasos formales:

Planificación: Se redactan planes para detallar los procedimientos adecuados de manipulación y la respuesta en caso de accidentes en relación al transporte y recepción de cianuro, almacenamiento, preparación de soluciones, procesos metalúrgicos y manejo de residuos. Dichos planes incluyen procedimientos sobre derrames y contención en las operaciones mineras, así como procedimientos sobre salud y seguridad para proteger a los empleados de los posibles peligros del cianuro.
Ejecución: Para que un programa sea eficaz, debe haber un compromiso para ejecutar en forma automática y continua en cada operación, los planes redactados. Además, las responsabilidades de cada uno de los empleados en cuanto a la ejecución y documentación de las acciones exigidas por los planes, debe ser explicada en detalle y claramente definida.

Revisión y documentación: Parte de la responsabilidad de la gerencia es auditar el desempeño operativo como rutina. La responsabilidad por la revisión y documentación del desempeño operativo normalmente se adjudica a personas que no son parte de la operación de línea y que reportan a los funcionarios de nivel superior de la empresa. Esto asegura una evaluación independiente del desempeño del sistema. También asegura que el nivel apropiado de la gerencia de la compañía esté informada sobre el desempeño operativo. Por lo tanto, la autoridad de la empresa podrá revisar y manejar eficazmente los posibles riesgos mediante la implementación de políticas y programas aplicables a múltiples lugares.

Toma de acciones correctivas, si fuese necesario: Los programas de manejo de riesgos pueden tener deficiencias que luego se tornan evidentes en las operaciones y procesos diarios. Cuando se identifican estas deficiencias en el proceso de revisión, se debe dar prioridad a la toma de las acciones correctivas apropiadas y se deben revisar y documentar los efectos de esas acciones en las auditorías posteriores.

Manipulación del Producto
El aspecto más importante de un sistema bien administrado es comprender que la gente que está en contacto con el cianuro debe asumir la responsabilidad por su utilización segura.

Los productores de cianuro auditan a los compradores y a los sistemas de transporte. También diseñan embalajes especiales para el transporte del cianuro.

Las compañías mineras establecen sistemas de control de inventario, mantienen la capacitación de los trabajadores y los programas de higiene industrial, y, al mismo tiempo, crean y mantienen sistemas relativos a las soluciones de los procesos y al manejo de residuos específicamente diseñados para mitigar y evitar la exposición al cianuro.

Para lograr el éxito, se deben integrar todos los componentes del manejo de riesgos de manipulación de productos, sobre la base de cada proyecto específico.

Conservación y Reciclado
Otro componente de buena manipulación de los productos con cianuro es el concepto general de reducción de residuos. Al reducir la cantidad de cianuro físicamente presente en un emplazamiento minero, las posibles vías de exposición se reducen inevitablemente y, por consiguiente, también el riesgo total. Cuanto la cantidad de cianuro utilizada en una operación se mantiene al nivel mínimo necesario para alcanzar las metas de producción, se reducen tanto los costos como los riesgos. Este objetivo exige enfoques, como la ingeniería de valor, que ayuden a conservar la cantidad total de cianuro utilizado y consumido en un proceso de minería. El advenimiento de procesos de reciclado del cianuro brinda alternativas a los proyectos mineros con el fin de conservar la cantidad total de cianuro requerida.

Normativa y Programas Voluntarios Dirigidos a la Seguridad Laboral y la Salud Pública
Las normas, con frecuencia impuestas por los gobiernos, intentan hacer cumplir el manejo de riesgos. Algunos ejemplos de normativas durante el ciclo de vida del cianuro son: (a) establecer estándares de empaque y transporte; (b) fijar estándares de higiene industrial para las concentraciones de cianuro en el aire y la seguridad de los trabajadores; y (c) establecer limitaciones a la descarga de efluentes en aguas superficiales y subterráneas. Los gobiernos han utilizado los resultados de investigación y desarrollo y un proceso de política pública para establecer procedimientos y normas que protejan la seguridad de los trabajadores, la salud pública y el ambiente.

Pero el manejo de los riesgos y su cumplimiento no son impuestos por los gobiernos solamente ni deberían serlo. Los programas voluntarios pueden tener el mismo efecto que las normas sin el estigma de la coerción legal. Por ejemplo, los principales productores de compuestos de cianuro han tomado la decisión interna de tratar únicamente con usuarios finales y compañías de transporte que tengan registros comprobados de desempeño seguro. Aunque los métodos aplicados por cada productor puedan diferir, todos tienen el mismo resultado al usar mecanismos de mercado que exigen criterios específicos de cumplimiento para proteger al público en general de los peligros del cianuro.

Este extracto es parte de un artículo titulado “El Manejo del Cianuro en la Extracción del Oro,” publicado por Consejo Internacional de Metales y Medio Ambiente (International Council on Metals and the Environment—ICME), y cuyos autores originales son de Mark J. Logsdon, Karen Hagelstein y Terry I. Mudder.

Edición Digital