La creación de un sistema “experto,” que se alimente con cientos de parámetros variables y de expresión génica que sirvan como consejos o sugerencias a los operadores de plantas de biolixiviación, es el objetivo central de una investigación que desarrollan en Chile científicos del Centro de Biotecnología de la Universidad y el Centro de Investigación Científico Tecnológico para la Minería (Cicitem).

El proyecto, dirigido por la Dra. Cecilia Demergasso (UCN-Cicitem), cuenta con un financiamiento de 176 millones de pesos otorgado por el Fondo de Fomento al Desarrollo Científico y Tecnológico (Fondef) de Conicyt, y tiene un tiempo de ejecución de 21 meses. Sus actividades comenzaron en julio de 2014 con la participación de académicos del Departamento de Ingeniería de Sistemas y Computación de la UCN.

La Directora del proyecto resaltó que el compromiso de Minera Escondida Ltda., empresa asociada en el proyecto, es fundamental para este desarrollo innovador, ya que permite generar conocimiento en base a información industrial y, por lo mismo, válido a escala industrial. Agregó que el valor de este conocimiento, aplicable a otras operaciones, se agrega así al del cobre producido.

El Director Alterno del proyecto, Dr. Pedro Galleguillos (Cicitem), sostuvo que mediante esta iniciativa científica se busca la integridad de la población microbiana y el buen funcionamiento de los procesos metabólicos involucrados en la biolixiviación de minerales a nivel industrial. “El principal impacto proyectado de los resultados de nuestra investigación es una mayor estabilidad y eficiencia del proceso de biolixiviación, lo cual se traducirá en beneficios económicos para las compañías mineras,” explicó el Dr. Galleguillos.

La biolixiviación es una tecnología en la cual los microorganismos catalizan las reacciones de oxidación de los minerales sulfurados, que son actualmente los que representan las mayores reservas de cobre en la Región de Antofagasta, debido al agotamiento de los minerales oxidados de alta ley.

Mediante ese proceso, los microorganismos liberan el cobre. Esta tecnología, que se aplica desde hace varios años masivamente, permite la explotación de yacimientos de baja ley.

“No estamos produciendo nuevos microorganismos, lo que hacemos es cambiar el manejo biotecnológico de los mismos para mejorar los resultados finales del proceso. Es conveniente destacar que este nuevo conocimiento es exportable a todos los procesos industriales de biolixiviación,” explicó el científico de Cicitem.

Uno de los principales problemas que enfrenta actualmente la biolixiviación para expandir sus beneficios (menos costo, ahorro de recursos hídricos y bajo impacto ambiental), pasa por el desconocimiento del manejo y control de las comunidades de microorganismos que actúan en el proceso. “Por este motivo, en Chile, donde más del 10% del cobre en cátodos se produce mediante biolixiviación, tenemos una gran oportunidad de generar el conocimiento que falta, y de definir con criterios de innovación nuevos diseños y operaciones para ampliar los beneficios de este proceso,” precisó el especialista.

Al final de la investigación se espera proteger los resultados mediante una patente a nivel nacional o un registro de propiedad intelectual, junto con transferir los resultados al sector minero.

Este proyecto Fondef considera financiamiento para estudiantes tesistas, pruebas metalúrgicas y de expresión génica, y la discusión de resultados con expertos internacionales.

La Dra. Demergasso y el Dr. Galleguillos señalaron que como científicos de la región tienen un gran desafío para generar conocimiento en base a las oportunidades del capital natural y el desarrollo económico-social que ofrece el territorio nacional.

Edición Digital